qué pasará con Gaza y Hamas si Israel lanza una ofensiva terrestre

Share

Los aprestos militares en el norte de la Franja de Gaza han llegado al límite operativo y solo resta la orden de ataque. Es una decisión que tiene sus vueltas porque las ultratecnologías fuerzas israelíes saben que los palestinos de Hamas los pueden estar esperando con muchas sorpresas. Aunque del corazón de Gaza ya suman 400 mil los habitantes que están en marcha hacia el sur, de acuerdo a las imposiciones israelíes, de hecho tomar las zonas septentrionales de la Franja debe concretarse en una ocupación difícil de completar.

Los temores son que la resistencia sea heroica y sofisticada, que los israelíes se encuentren con un aparato de resistencia difícil. Por eso parece haber una opción en favor de enviar adelante a los grupos de ataque, las llamadas unidades de fuerzas especiales. Grupos como el Duydevam, la Flotilla 13, los comandos de Shayetet 13 y Maglan, el grupo de elite de la Sayeret Golani, la joya de la infantería mecanizada que tal vez vaya adelante de todos, con un impresionante y ágil aparato bélico.

El propio jefe de la aviación explicó que a los aviones les tocará el momento inicial del ataque, pero evitó los detalles.

Israel abrió una nueva ruta de evacuación desde el norte esta noche para que por allí escapen hacia el sur los civiles que siguen en el norte y que Hamas trata de retener en sus hogares para dificultar la ofensiva israelí.

También anunció que había vuelto a conectar el agua que falta desde una semana en toda la Franja, pero solo en las regiones del sur, una forma de empujar a las poblaciones civiles en huída desde el norte donde la sequía es absoluta.

Un portavoz anónimo aclaró: “No tenemos apuro: si no podemos avanzar y ocupar rápido lo haremos lentamente”.

El objetivo es muy claro: “Liquidar brutalmente a los dirigentes y el aparato militante de Hamas para que la organización que gobierna la Franja de Gaza desde 2007 sea pulverizada como poder militar”. “No habrá otro sábado 7 terrible como el que vivimos, con 1400 muertos”, dijo otro portavoz. “Hamas terminará de existir como poder amenazador”.

«Y la Franja de 365 kilómetros y 2,3 millones de habitantes no representará más un peligro para Israel”.

Pero algunos expertos israelíes, veteranos de otras guerras incluso contra Hamas, invitan a evitar refugiarse en una falsa seguridad. “Hamas y los que lo respaldan representan un adversario no convencional. Hamas en Gaza y Hezbollah en el Líbano pueden mover ejércitos no convencionales”. Hay que prepararse “a convertirse en guerrilla para combatir una guerrilla urbana”.

Los desafíos de Israel

El presuepuesto de guerra de casi 25 mil millones de dólares ha sido orientado a una modernización tecnológica. “El objetivo de estos cambios es crear un fuerza de dimensiones reducidas pero más letal, capaz de afrontar enemigos convencionales en ambientes complejos y sobre frenes multiples”

Los militares israelíes tienen ansia por ponerse a prueba frente a un desafío que saben que no será leve. La nueva fase es una guerra que quizás Israel no ha combatido, que puede sumergirla en un torbellino dramático en medio de tantos civiles palestinos, en un campo de batalla urbano.

Las vanguardias de la ofensiva militar deben afrontar una realidad que incluye los hospitales repletos de pacientes que carecen de todo

Los civiles están hambrientos, con poca ropa, muchas veces heridos. Sedientos por la falta de agua y hambrientos por la falta de comida. Ocho días sin luz y sin electricidad.

La frontera norte-sur ha ido colocada más allá de Wadi Gaza. Millones de volantes han sido lanzados por la aviación israelí para fomentar la huida. Pero la mayoría continua en el norte. El sur es prácticamente solo suburbio.

Además bajo tierra está el “metro de Gaza”, miles de kilómetros de túneles donde tienen prisioneros a la mayoría de los 150 rehenes que tomaron el sábado siete en Israel. Allí están las fábricas de miles de cochetes lanzados contra Israel.

Hace tres noches una bomba cayó sobre un convoy de civiles que huía hacia el sur siguiendo las órdenes israelíes. Se registraron 70 muertos, incluidos mujeres y chicos.

Cerca de Wadi Gaza, la frontera que marca el ingreso al sur, han ido atacadas por los aviones tres localidades en vía Salah Al-Din, Via Sheik Ahmen Yassin y en la misma Wadi Gaza.

Israel acusa a Hamas de haber obstaculizado a los residentes del norte en su huída al sur que marchaban en autos y a pie por las calles centrales de la Franja de Gaza. Sostiene que Hamas pretende usarlos como escudos humanos.

Las tropas israelíes preparan armas y vehículos armados cerca de la ciudad sureña de Ashkelon. Foto AFP

Egipto hasta ahora no permite utilizar a Rafah, en el extremo sur, donde se encuentra la única puerta de entrada y salida hoy de Gaza, como vía de escape de los prófugos civiles.

Nada será como antes, repiten analistas y militares israelíes para definir la situación y lo que les espera a Hamas y a los civiles de Gaza.

Parece decidido que al final de esta guerra la franja será mucho más pequeña. Un área que podría ser clasificado como Zona de Seguridad donde todos serán controlados.

En síntesis, de acuerdo a un militar iraelí. “A todos les tendrá que quedar claro que quien inicie una guerra contra Israel perderá territorio”.

En las últimas 48 horas han llegado a manos de los atacantes bombas con mayor eficacia en la demolición de los túneles y los cunícolos utilizados por Hamas.

You may also like...